Sobras de Navidad: Las mejores recetas de aprovechamiento

Sobras de Navidad: Las mejores recetas de aprovechamiento

Se acaba la Navidad y toca volver al trabajo, la cuesta de enero y la visión en lontananza de la operación bikini. Para sujetar el bolsillo y ya de paso dar salida a esas sobras que han quedado en las opíparas comidas y cenas navideñas os damos algunas ideas de recetas de aprovechamiento.

Aunque las Navidades sirvan de pretexto, estas recetas servirán para preparar las comidas de la semana porque además de ser muy baratas, se conservan genial en envases de aluminio para poder calentar en un momento o simplemente, un día ajetreado.

  • Lasaña. Todo un clásico que admite que nos salgamos más allá de la clásica receta de carne. Puedes rellenarla de espinacas y queso, vegetales y/o de temporada como puede ser la calabaza, restos de carnes o pescado. La esencia es siempre la misma: compra las placas de lasañas y sumérgelas en agua caliente. Por otro lado, prepara el relleno con las sobras. Para que ligue mejor, incorpórale una bechamel o algo de queso. Rellena las capas y cubre con bechamel, tomate y queso. ¡El horno hará el resto!

  • Croquetas. Otro clásico de la gastronomía patria que nos permite aprovechar restos del cocido, marisco, unas setas que tenemos en la nevera, embutido, etc. Como antes, crea una bechamel con los ingredientes y cuando se enfríen, haz bolitas con la masa y rebózalas con huevo y pan rallado. Ya solo queda freír o incluso congelar para otra ocasión en una tarrina.

  • Tortilla y revueltos. Sí, te encanta la tortilla de patata, pero la tortilla de espinacas, ropa vieja, gambas, bacalao o vegetales nos resuelven rápidamente una cena. Simplemente integra los restos con abundante huevo y fríe en una sartén.

  • ¡Al rico bocadillo! ¿Te ha sobrado carne mechada? ¿Pollo asado? ¿Restos de ternasco? ¿Qué te parece si los tuneas con unos vegetales que tengas por la nevera y mezclas esos restos de cordero con una rica salsa de yogur, o el pollo con salsa de mostaza? Desde luego, unos bocatas de lo más deliciosos y resultones. O sino, unas fajitas.