trucos para cuidar la piel

6 trucos para cuidar la piel antes de exponerla al sol

Con el verano a la vuelta de la esquina, los primeros rayos de sol ya se han convertido en un hábito en nuestro día a día, por lo que con el buen tiempo nos hemos lanzado a las terrazas, escapadas por la naturaleza e incluso a los primeros chapuzones en el mar, para los más atrevidos.  Si el buen tiempo te ha animado a realizar más actividades o simplemente a desplegar una toalla y tumbarte a disfrutar de él, a continuación os proponemos algunos trucos para cuidar la piel antes de exponerla al solLeer más

Torrijas light

Torrijas light: la receta sana y ligera de Semana Santa para la operación bikini

Nos encontramos a las puertas de la Semana Santa, unos días de descanso para pasar con la familia, irnos de vacaciones, ver procesiones y de algunas comidas típicas que no pueden faltar, como es el caso de las Torrijas. Este clásico postre con base de pan es tan delicioso como calórico. Así que si este año no quieres añadir ningún kilo a tu silueta pero tampoco quieres quedarte sin probarlas, te traemos una receta de torrijas más sana y ligera de lo habitual: nuestras torrijas light.  Leer más

Pañuelos de papel

Qué es mejor: ¿Pañuelos de tela o de papel?

Acabamos de dar la bienvenida a la primavera pero no por ello nos despedimos de los fríos y la lluvia, que convivirán durante las próximas semanas codo con codo con los primeros días de buen tiempo. Así, nos encontramos en pleno repunte de procesos gripales y catarrales que se unen a las alergias al polen, fruto de la estación.

Sea como sea, es muy probable que necesites un pañuelo para limpiar tus secreciones. Ahora bien, ¿pañuelos de papel o de tela? Más de uno guarda con cariño el recuerdo de sus progenitores, limpiándoles la cara con un pañuelo de tela. Sin embargo, con el paso del tiempo la tela ha ido cediendo su espacio al papel. Pero, ¿cuál es mejor?

No cabe duda que el pañuelo de tela tiene un encanto único, especialmente cuando lo encontramos en el bolsillo de una chaqueta emulando a los dandies de antaño.  Con sus iniciales grabadas, fabricados en materiales naturales como el algodón o la seda… Sí, el pañuelo de tela es especial, pero no es la mejor opción para limpiar las secreciones de la nariz o tras un estornudo.

Y es que tras sonarnos o estornudar, depositamos virus y gérmenes sobre el pañuelo, razón por la que debemos tirarlo a la basura y emplear otro nuevo en la siguiente ocasión. Con los paquetes de pañuelos de papel, podemos hacerlo, pero con los pañuelos de tela tendemos a usarlos varias veces hasta que se humedecen del todo, momento en el que los echamos a la lavadora.

Si optamos por guardar el pañuelo, estaremos corriendo el riesgo de contagiarnos a nosotros o a otras personas de nuestro entorno. Una vez usados, no los guardes en bolsillos, cajones o en el bolso donde otras personas puedan manipularlos y, tras sonarnos la nariz, es fundamental lavarnos posteriormente las manos para minimizar el riesgo de contagio.

Además y aunque el algodón sea un material muy agradable en contacto con la piel, la celulosa de los pañuelos de papel es especialmente suave para no irritar la nariz e incluso encontramos versiones con bálsamo para reducir la irritación y congestión.

 

Cómo congelar frutas y verduras (bien) y cuáles no se pueden congelar

Cómo congelar frutas y verduras (bien) y cuáles no se pueden congelar

Estamos a las puertas de la primavera, una estación en la que todo florece y comienzan a proliferar las frutas y verduras en la huerta, los mercados y cómo no, en nuestros hogares. Si cuentas con un huerto, puedes encontrarte con momentos en los que tienes más cantidad de la que puedes consumir, por lo que congelar las verduras es una gran opción para aprovecharlas al máximo. La comida no se tira. Pero ni todos los vegetales se pueden congelar ni se hacen de la misma forma. En esta guía sencilla sobre congelación de frutas y verduras encontrarás cómo hacerlo adecuadamente.

Cómo congelar frutas

Antes de congelar cualquier pieza de fruta es fundamental lavarla a conciencia para retirar la suciedad y posteriormente secarla a fondo. En ese momento, divídela en porciones pequeñas, lo que te permitirá extraer solo la cantidad que necesitas. Nunca debes volver a congelar un alimento que ha sido congelado previamente.

Si vas a emplearla para realizar batidos, mermeladas y similares, una buena idea es congelarla troceada, de modo que ni siquiera requieras descongelarla para manipularla, si bien también puedes congelar piezas de fruta completas.

Bien almacenada en envases aptos para congelación o en bolsas, puede durar hasta un año en perfecto estado. Entre las frutas que soportan perfectamente la congelación se encuentran los frutos rojos, plátanos, manzanas, naranjas, piña, kiwi, mango, melocotones, nectarinas, cerezas…

Cómo congelar verduras

Como sucede con las frutas, también es posible congelar la mayoría de las verduras. Como en el caso anterior, deberemos lavar la verdura muy bien para retirar restos, troceándola si es necesario para poder limpiar las pencas por ejemplo. Posteriormente, sécala.

El secreto para una buena congelación de las verduras es realizar un rápido escaldado que le permitirá aguantar en perfecto estado. Para hacerlo, simplemente sumérgelas en agua hirviendo brevemente y luego mételas inmediatamente en agua con hielo. Finalmente, escúrrelas.

Tras este proceso, divide las verduras escaldadas en pequeñas porciones para que puedas extraer del congelador única y exclusivamente lo que necesites. Como antes, no te olvides de usar envases aptos para congelación o en bolsas, que las dejen aisladas y protegidas del resto, para que no cojan sabores ni olores.Siguiendo este procedimiento, las verduras pueden aguantar en perfecto estado en el congelador hasta un año.

Algunas verduras que se pueden congelar bien son cebollas, calabazas, tomates, vainas o maíz. En el caso de las verduras de hoja verde como la espinaca, la acelga o la col rizada tendremos que usar el proceso del escaldado.

Hay algunas verduras que no soportan bien la congelación, es el caso de aquellas que contienen mucha agua como  el apio, la lechuga o los pepinos, ya que al descongelarse los cristales del agua, cambian su textura. Lo que normalmente conocemos como “quedarse pochas”.

Por qué es importante secarse las manos

Por qué es tan importante secarse las manos

No está de más recordarlo: antes y después de ir al baño debemos lavarnos las manos. Una cuestión de salud e higiene que ayuda a reducir  la cantidad de gérmenes y bacterias presentes en nuestra piel por el mero hecho de tocar y usar objetos cotidianos. Pero a veces se nos olvida secárnoslas o no lo hacemos adecuadamente. Craso error.

Tan importante como tener claro que debemos emplear un jabón especial para las manos que cuide de nuestras extremidades y que debemos aplicarlo cuidadosamente por las palmas, dedos y pliegues, es saber que después del lavado debemos secarlas con igual cuidado, sin dejar zonas húmedas.

Está demostrado que la cantidad de bacterias y gérmenes presentes en la piel se reduce tras secarnos porque la humedad es propicia para su crecimiento y reproducción: si nos dejamos las manos mojadas, la propagación de gérmenes es 500 veces superior a si estas estuvieran completamente secas.

En casa es sencillo y habitual acudir a la toalla, pero es en espacios públicos donde es más frecuente que nos olvidemos o que, en el caso de haber dispensadores de toallas de papel, estos estén vacíos, teniendo que acudir al viejo recurso de sacudirlas o secarlas en la ropa, algo que deja parcialmente húmedas nuestras extremidades.

En estos casos, lo más eficiente y cómodo es acudir a un secador de manos. Estos dispositivos eléctricos generan un chorro de aire pulsar un botón o detectar nuestra presencia mediante sensores, algo que secará nuestras manos completamente en cuestión de pocos segundos.

Con un secador de manos nos aseguramos de tener un elemento siempre a punto para un secado completo y eficaz de nuestras extremidades. Además, un secador de manos eléctrico es un elemento que permite un secado de lo más higiénico, al evitar el contacto de otros elementos situados en los baños de uso público.

filtro HEPA

Qué es un filtro HEPA y por qué es tan importante en la aspiración

La aspiración es un sistema de limpieza muy popular por su efectividad a la hora de retirar polvo, suciedad, restos, pelos… tanto a nivel profesional como en nuestros hogares. Aspiradores hay de muchos tipos, pero al final la esencia es la misma: succionar los residuos y que estos queden atrapados en el depósito. No obstante, dentro de ese mecanismo se encuentra un filtro encargado de evitar que las partículas más pequeñas retornen al aire. Este filtro es un elemento clave para personas con problemas respiratorios, asma o alérgicos.

En los últimos tiempos es muy común a la hora de comprar un aspirador prestar atención entre otras cosas al tipo de filtro, y más concretamente, si el filtro en cuestión es un filtro HEPA. Ahora bien, ¿qué es un filtro HEPA?

 Te contamos qué es un filtro HEPA

HEPA es un acrónimo del inglés de las palabras High Efficiency Particulate Air, o lo que es lo mismo, estamos ante  un filtro de aire mecánico que atrapa partículas con alta eficiencia. Para que un filtro sea considerado como HEPA debe capturar el 99,97% de las partículas con un tamaño superior a 0,3 micras. No significa que no pueda atrapar partículas más pequeñas, pero este es el umbral que marca que un filtro pueda ser considerado HEPA o no.

La elección de este tamaño no es casual:  las bacterias, uno de los microorganismos más pequeños junto a los virus,  tienen un tamaño que va desde las 0,3 a las 60 micras de tamaño. Este umbral permite atrapar también  otros elementos como el  polen, caspa de animales, esporas, moho, ácaros del polvo, humo del tabaco.

Los filtros HEPA están formados por una compleja red de fibras, normalmente de fibra de vidrio, con un diámetro de entre 0,5 y 2,0 micras. De este modo, los elementos que atraviesan el filtro pueden ser retenidos en función de su tamaño mediante impacto directo, tamizado, intervención o por difusión.

No todos los filtros HEPA son iguales, de hecho existe una clasificación que va de 10 a 14, siendo el 14 el que más partículas retiene. En todo caso, para que un filtro sea considerado como HEPA ha tenido que ser manufacturado, probado, certificado y etiquetado de acuerdo con los estándares actuales.

Desgraciadamente los filtros HEPA no son eternos. Para que sigan siendo efectivos hay que limpiarlos regularmente y no se pueden lavar. Además su vida útil es de aproximadamente tres meses, con un uso regular.

 

 

Cómo lavar un jersey de lana

Cómo lavar (bien) un jersey de lana

Inmersos en lo peor del invierno y con una ola de frío atravesando la península y cubriéndola de nieve, es momento de hacer acopio de nuestra mejor ropa de abrigo. Las chaquetas técnicas impermeables empleadas para deportes como el esquí son un must, pero como decían nuestras abuelas, un buen jersey de lana es lo mejor para el invierno. Y si tienes calcetines de lana, mejor que mejor.  Leer más

propósitos gastronómicos

6 buenos propósitos gastronómicos para el año 2019

¡Feliz año nuevo! Enero es un mes duro. Las temperaturas son frías, hay que volver a la rutina tras la Navidad, y la cuesta de enero aparece sin compasión. Pero este mes con el que arranca el año también es momento de hacer borrón y cuenta nueva estableciendo los buenos propósitos para el año que entra, esperando que esta vez sí, los llevemos a cabo. Si el año pasado os sugerimos propósitos medioambientales, esta vez lo hacemos con propósitos gastronómicos.  Leer más